Los nueve reinos de la cosmología nórdica

Artículo

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
publicado el 20 diciembre 2018
X

Texto original en inglés: Nine Realms of Norse Cosmology

La cosmología nórdica dividía el universo en nueve reinos. El centro del universo era el gran árbol del mundo, Yggdrasil, y los nueve reinos o bien surgían del árbol o existían en niveles que surgían desde las raíces y hacia los lados. Las obras nórdicas más tempranas, conocidas como la poesía Édica y Escáldica, dan por supuesto un conocimiento previo de la cosmología y no entran en detalles en las descripciones de la localización o, en algunos casos, incluso las características específicas del aspecto de estos reinos, y debido a eso, y el hecho de que la religión nórdica no tuviera escrituras, alguno de los reinos son algo más confusos que otros.

A Representation of the Norse Yggdrasil
A Representation of the Norse Yggdrasil
by Oluf Bagge (Public Domain)

La creencia religiosa nórdica se caracteriza por el concepto de síður (que quiere decir "costumbre" o "hábito"), en el sentido de que estaba totalmente integrada en la vida cotidiana. No había una misa a la que acudir ni nada parecido a una iglesia, porque la adoración de los dioses se llevaba a cabo en el hogar, en un claro en el bosque o en algún lugar sagrado de fuerza ctónica. Aunque hay evidencias de la existencia de templos dedicados a los dioses, no existe ningún registro que indique cómo eran los servicios o rituales que se llevaban a cabo en ellos.

Eliminar publicidad

Advertisement

EN EL TIEMPO ANTES DEL TIEMPO, CUANDO NO EXISTÍA NADA, TAN SOLO ESTABAN EL ÁRBOL YGGDRASIL Y EL VACÍO. 

El mitógrafo islandés Snorri Sturluson (1179-1241 EC) fue quien acabó poniendo por escrito las grandes sagas nórdicas, pero era una escritura cristiana dedicada a una audiencia cristiana, con lo que alteró el material original. Incluso la Saga de los Volsungs, que los expertos citan a menudo como la que recoge las creencias nórdicas "auténticas", no se llegó a poner por escrito hasta 1250 EC, de la mano de un escriba cristiano anónimo (Crawford, ix). Estas obras posteriores apuntan sin duda a historias nórdicas mucho más antiguas y auténticas, pero están marcadas por el contexto cristiano en el que se escribieron. El concepto del reino de la otra vida de Hel, por ejemplo, está considerado por los expertos como algo totalmente cristiano, añadido a la cosmología nórdica después de que se introdujera la nueva religión en Escandinavia, a pesar de que existe otro reino, Niflhel, en la literatura anterior.

Probablemente los nueve reinos originales del universo nórdico eran:

  • Asgard – Reino de los Aesir
  • Alfheim – Reino de los elfos de la luz
  • Jotunheim – Reino de los gigantes
  • Midgard – Reino de los humanos
  • Muspelheim/Muspell – un gigante del fuego o las fuerzas del caos o su reino
  • Nidavellir – Reino de los enanos
  • Niflheim – Reino de hielo y niebla, que posiblemente incluya el reino inferior de Niflhel
  • Svartalfheim – Reino de los elfos oscuro
  • Vanaheim – Reino de los Vanir

Después de la obra de Snorri estos nueve reinos cambiaron, ya que parece ser que confundió a los elfos oscuros con los enanos y unió Nidavellir con Svartalfheim en un solo reino, además de añadir el concepto de Hel como el reino más poblado en la vida tras la muerte y algunos otros cambios. Los nueve reinos, según Snorri Sturluson y los que han escrito después son:

Eliminar publicidad

Advertisement

  • Asgard – Reino de los Aesir, unido con Midgard mediante el Bifrost, el puente arco iris.
  • Alfheim – Reino de los elfos
  • Hel – Reino de los que mueren de enfermedad o vejez, y más tarde de la mayoría de la gente
  • Jotunheim – Reino de los gigantes y los gigantes de hielo
  • Midgard – Reino de los humanos, entre Asgard y Jotunheim
  • Muspelheim – Reino del fuego, del gigante del fuego Surtr, y las fuerzas del caos de Surtr
  • Nidavellir/Svartalfheim – Reino de los enanos bajo la tierra
  • Niflheim – Reino de hielo, nieve y niebla cerca de Muspelhei
  • Vanaheim – Reino de los Vanir

Lo más probable es que los escandinavos de antes del cristianismo no reconociesen estos nueve reinos, pero es la representación más clara de los nueve reinos que existe en la actualidad. Y ocurre lo mismo con la historia de la creación del mundo y de los seres humanos, que puede que fuera bastante diferente cuando la religión nórdica era una fe viva y dinámica.  

El árbol del mundo y la creación

En el tiempo antes del tiempo, cuando no existía nada, tan solo estaban el árbol Yggdrasil y el vacío. No se menciona en ningún sitio quién o qué creó el gran árbol del mundo, pero los nueve reinos existían en las raíces y alrededor. Parece haber surgido del vacío neblinoso de Ginnungagap, que estaba bordeado por un lado por el ardiente Muspelheim y por el otro por el helado Niflheim. En algún momento, las llamas de Muspelheim empezaron a derretir el hielo de Niflheim y emergieron dos entidades del reino de la bruma: El gigante Ymir y la vaca Audhumla.

Yggdrasil
Yggdrasil
by Friedrich Wilhelm Heine (Public Domain)

Audhumla se alimentó lamiendo el hielo, y pronto desenterró a Buri, el ancestro de los dioses. Buri tuvo un hijo (no se explica cómo) llamado Borr que se emparejó con la gigante Bestla (que también aparece sin más explicación). Bestla dio a luz a los primeros dioses: Odin, Vili, y Ve. Mientras ocurría esto, Ymir dio a luz a los gigantes a través del proceso de autogamia (autofertilización). Mientras duerme, un hombre y una mujer nacen de su axila izquierda, y un hijo sale de sus piernas; estos serán los ancestros de los gigantes.

Eliminar publicidad

Advertisement

LOS DIOSES MÁS CONOCIDOS DEL PANTEÓN NÓRDICO SON AESIR O VIVEN EN ASGARD: ODIN, THOR, LOKI, Y BALDR.

Odin y sus hermanos matan a Ymir y los gigantes se ahogan en su sangre, excepto Bergelmir y su esposa que escapan en una balsa, y que acabarán creando a todos los gigantes de después, que serán enemigos de los dioses. Una vez que Ymir está muerto, Odín, Vili, y Ve arrastran su cuerpo al vacío de Ginnungagap, donde crean el mundo a partir de su cuerpo y después al primer hombre, Ask, y la primera mujer, Embla, de dos árboles. Parece ser que los nueve reinos también se crearon en ese momento.

Asgard

En un principio se cree que Asgard era parte del mundo de los seres humanos pero Snorri lo situa en los cielos, unido a Midgard por el Bifrost, el puente arco iris. Asgard es el hogar de los Aesir, la mayoría del panteón nórdico que luchó contra otros dioses conocidos como los Vanir, acordaron la paz, e intercambiaron rehenes para mantenerla. Por eso, aunque Asgard sea principalmente el hogar de los Aesir, también hay Vanir que viven ahí, igual que hay Aesir en Vanaheim.

Los dioses más conocidos del panteón nórdico son Aesir o viven en Asgard: Odin, Thor, Loki y Baldr. Asgard se representa como una ciudad celestial de altas torres, rodeada de una gran muralla. El famoso palacio de Valhalla de Odín, donde puede que se encontrase su trono, está en Asgard. Sin embargo se menciona un lugar u objeto, Hildskjalf, desde el que Odín puede observar el mundo entero, y no está claro si es su palacio real  (separado de Valhalla) o su trono.

Eliminar publicidad

Advertisement

Valhalla
Valhalla
by Emil Doepler (Public Domain)

Alfheim

Alfheim también está en los cielos, cerca de Asgard, y era el hogar de los elfos de la luz, y, después de Snorri, de todos los elfos. Estaba gobernado por el dios Vanir Freyr, que era uno de los rehenes enviados de Vanaheim a Asgard al final de la guerra. Los elfos eran criaturas mágicas, brillantes y hermosas, que inspiraban el arte, la música y la creatividad en general.

El experto John Lindow (entre otros) ha observado que Alfheimar era el lugar geográfico entre las desembocaduras de los ríos Gota y Glom en la frontera entre Suecia y Noruega, y que a la gente de esta región se la consideraba más "hermosa" que en otros lugares. Por esta razón se considera que el Alfheim mitológico estaba inspirado en esta región, aunque se ha cuestionado esta afirmación. El reino no se describe al detalle en la literatura nórdica, pero debido a la naturalea de los elfos se cree que es muy hermoso.

Hel

Hel, a veces también llamado Helheim, es un reino oscuro y sombrío presidido por Hel, hija de Loki y hermana de la serpiente Midgard y el lobo Fenrir. Cuando nacieron los hijos de Loki, Odín sabía que darían problemas e intentó colocar a cada uno donde causarían los menos disturbios posibles. Puso a la serpiente de Midgard en los mares que rodean el mundo, hizo que encadenaran a Fenrir, y arrojó a Hel a un reino oscuro bajo las raíces de Yggdrasil. Después se rodeó este reino con una muralla con una sola entrada a la que solo se podía llegar bajando un camino muy largo (Helveg, el camino a Hel) y cruzando un peligroso río de armas.

La propia Hel está representada como una gigante taciturna y melancólica; nada que ver con el personaje de Hela en la película de Thor: Ragnarok de Marvel (2017), interpretada por Cate Blanchett. Por razones poco claras, su reino se acabó asociando con las almas de los muertos que no morían en la batalla, y también en un principio con los que morían de enfermedad o vejez. Con el tiempo se convirtió en el reino de los muertos más poblado y la mayoría de la gente que moría se creía que iba al oscuro reino de Hel, donde vagaba en una especie de crepúsculo, pero en general hacía más o menos lo mismo que había hecho en vida. Establecer quién iba al reino de Hel o por qué no es fácil, ya que por ejemplo el gran dios y héroe Baldr, entre otros, se dice que fue a Hel, a pesar de que teniendo en cuenta su estatus debería haber ido a Valhalla.

Jotunheim

Jotunheim, también llamado Utgard, es el reino de los gigantes y los gigantes del hielo y está cerca de Asgard y Midgard. Se consideraba que Jotunheim/Utgard estaba más allá del reino del orden; un lugar primordial del caos, la magia y la naturaleza indomable. Loki, el dios embaucador, provenía de Jotunheim pero vivía en Asgard. Se considera que es mejor evitar Jotunheim, aunque hay varias historias de dioses de Asgard que viajan allí a propósito.

Estaba separado de Asgard por el río Iving, que nunca se helaba y era difícil de cruzar, pero Odín viajó a Jotunheim al pozo de sabiduría de Mimir, y Thor también fue allí a la fortaleza del gigante Utgarda-Loki. A aquel que fuera a Jotunheim podía pasarle cualquier cosa, tal y como demuestra la historia de Thor y Utgarda-Loki: nada de lo que experimenta Thor en su viaje es como parece, y al final de la historia la fortaleza y todos sus habitantes desaparecen.

Midgard

El reino de los seres humanos tuvo como primeros habitantes a Ask y Embla, de quienes desciende el resto del mundo. Después de matar a Ymir y crear el mundo, Odín, Vili y Ve están caminando junto al mar y encuentran dos árboles, un fresno y un olmo. Crean al primer hombre del fresno y a la primera mujer del olmo. Sin embargo entienden que estas criaturas están indefensas contra los gigantes, para los que son presa fácil, así que crean Midgard para protegerlos. En la sección de Gylfafinning de la Edda en prosa el cuentacuentos High describe Midgard:

Es la [tierra] circular alrededor del borde, y rodeándola se encuentra el profundo mar. En estas costas oceánicas, los hijos de Bor [Odin, Vili, y Ve] concedieron tierras a los clanes de los gigantes para que vivieran. Pero más al interior construyeron una muralla alrededor del mundo para protegerlo de la hostilidad de los gigantes. Como material para la muralla usaron las pestañas del gigante Ymir y a esta fortaleza la llamaron Midgard. (17)

Después de crear a los seres humanos, los dioses crean Asgard, con sus altas murallas de protección, y después se supone que crearon los animales de Midgard y el puente arco iris.

Muspelheim

Muspelheim es el reino primordial de fuego, según Snorri, que fue imprescindible para la creación del mundo. El gigante del fuego Surtr vive en este Reino y surgirá en el Ragnarok, el ocaso de los dioses, para destruir Asgard y todo lo demás. Sin embargo, hoy en día los expertos no están de acuerdo con la interpretación de Snorri y creen que Muspell era originalmente un gigante de un mundo de fuego cuya única función en la mitología nórdica original era la papel que desempeñaría en el Ragnarok.

Odin fighting Fenrir
Odin fighting Fenrir
by Emil Doepler (Public Domain)

John Lindow, por ejemplo, señala cómo, “en la poesía édica, Muspell está asociado con grupos, los pueblos de Muspell y los hijos de Muspell. Ambos se refieren a las hordas de seres malvados que invadirán el mundo en el Ragnarok" (234). Simek está de acuerdo con esto, diciendo que lo más probable es que Muspell sea el nombre de un gigante, que a grandes rasgos quiere decir "el fin del mundo" (223). Al igual que con muchos conceptos originales nórdicos, la interpretación de Snorri cambió la idea original de Muspell o Muspellheim, y durante los últimos siglos se ha entendido como un lugar de fuego, no una entidad.

Nidaverllir/Svartalfheim

El reino de Nidavellir/Svartalfheim estaba debajo de Midgard, en lo profundo de la tierra, y era el hogar de los enanos que trabajaban en las fraguas. Es un lugar oscuro y lleno de humo, iluminado tan solo por los fuegos de la forja y las antorchas de las paredes. Parece que los dioses lo decretaron el reino de los enanos basándose en el origen que Snorri le da en el Gylfafinning:

Después los dioses asumieron sus tronos. Emitieron sus juicios y recordaron que los enanos habían surgido de la tierra bajo la tierra, como los gusanos en la carne. Los enanos surgieron primero, al encontrar vida en la carne de Ymir. En aquel momento eran gusanos, pero por decisión de los dioses adquirieron el entendimiento humano y asumieron un semblante como el del hombre, y vivían en la tierra y las rocas. (22)

Los enanos estaban asociados con la artesanía y la magia. Fueron ellos quienes crearon el martillo de Thor, Mjolnir, y la lanza de Odín, además del barco mágico del dios Frey, que se podía plegar y cabía en un bolsillo. También son los creadores de la Hidromiel de la Poesía que Odín roba a los gigantes y les da a los dioses que inspiran así a los poetas, mediante la bebida, a crear sus versos.

Niflheim

Niflheim, junto con Muspelheim, es el más antiguo de los nueve reinos, la tierra primordial del hielo, la bruma y la nieve de donde proviene toda la vida. Snorri equipara Niflheim con Niflhel, lo que hizo que confundiera Niflheim como la ubicación del reino de Hel. Si Niflhel existía en la cosmología nórdica antes del cristianismo, como parece ser, no se menciona en Niflheim, y probablemente era una morada de los muertos comparable al Tártaro de la mitología griega o las representaciones posteriores de Hel: un lugar oscuro y lúgubre donde están confinadas las almas de los muertos. Puede que se encontrara debajo de Niflheim.

TODOS LOS NUEVE REINOS COEXISTÍAN, FUNCIONABAN JUNTOS, Y SEGUIRÍA SIENDO ASÍ HASTA EL DÍA DE RAGNAROK. 

Sin embargo, Niflheim no tiene nada que ver con el reino de los muertos en sí mismo. Es un reino frío y brumoso en el que no vive nadie, ni siquiera los gigantes del hielo. Se dice que Odín arrojó a Hel a Niflheim y luego le dio poder sobre los muertos y las vidas de los habitantes de los nueve reinos, pero se cree que Hel habría atravesado Niflheim para llegar a Niflhel (que significa simplemente "Reino oscuro de Hel") donde gobernó.

Vanaheim

Vanaheim es el hogar de los Vanir, la otra familia de dioses nórdicos, que estaban asociados con la fertilidad y la magia. Los Aesir se enfrentaron en una guerra con los Vanir, aunque no está claro exactamente porqué. Puede que la guerra se librara a causa de algunas prácticas de los Vanir que los Aesir consideraban inaceptables, tales como permitir el incesto y practicar un tipo de magia que los Aesir consideraban deshonrosa. Fuera cual fuese el motivo de la guerra, concluyó con un tratado de paz en el que se intercambiaron rehenes y el dios vanir del mar, Njord, y sus hijos Freyr y Freyja, fueron a vivir a Asgard.

Freyja
Freyja
by James Doyle Penrose (1862-1932) (Public Domain)

No hay descripciones de Vanaheim, pero se supone que es un reino agradable y fértil de magia y luz. Simek escribe que "los vanir son específicamente dioses de la fertilidad a los que se invocaba para las buenas cosechas, el sol, la lluvia y los buenos vientos, especialmente entre la población agraria, y para ell buen tiempo entre los marineros y los pescadores". (350) Freyja, una de las deidades nórdicas más populares, presidía sobre su propio reino de los muertos en algún lugar de Asgard llamado Folkvangr ("el campo del pueblo"), que probablemente era tan placentero como Vanaheim, su reino natal.

Conclusión

Todos estos reinos coexistían, funcionaban juntos, y seguiría siendo así hasta el día de Ragnarok. Independiente de los nueve Reinos, vivían juntas en las raíces de Yggdrasil las Nornas, personificaciones del destino, que tejen los destinos de hombres y dioses. Al igual que con las tres Moiras de las creencias de la antigua Grecia, o las siete Hathors o el dios del destino Shay (Shai) de la religión del antiguo Egipto, las decisiones de las Nornas eran definitivas y nadie podía cambiarlas. El mundo y todos los nueve reinos serían destruidos, y no había nada que se pudiera hacer al respecto.

El Ragnarok comenzaría con un duro invierno de hielo y nieve seguido de la llegada de Surtr el gigante de fuego que sumiría al mundo en llamas a la vez que la serpiente Midgard se liberaría y batiría las aguas alrededor de Midgard, hundiendo la tierra. A su vez, el gran lobo Fenrir rompería las cadenas que lo sujetan y devoraría el sol. Bifrost, el puente arco iris, se rompería y caería cuando Yggdrasil se agitase y los dioses se organizasen en la batalla final para salvar el mundo ordenado que habían creado de las fuerzas del caos. Los dioses perderán, cosa que ya saben al ir a la batalla, pero unos pocos sobrevivirán el conflicto final, y un nuevo mundo y un nuevo orden de reinos surgirá finalmente de las cenizas del anterior.

Esta era la visión de la religión nórdica: estaban seguros de la muerte y de la pérdida de todo lo que querían, pero después habría otra cosa. Esta idea también se aplicaba al alma individual además de a la tierra y todo lo que había en ella. Qué sería esa otra cosa era un misterio; no hay ninguna referencia a cómo sería el nuevo mundo después del Ragnarok. Sin embargo tenían la esperanza de un nuevo comienzo y la continuación de la vida en otros reinos tras la pérdida y la muerte.  

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora profesional de inglés y francés a español. Tiene un profundo interés por la historia, especialmente la antigua Grecia y Roma. Hoy en día traduce textos y clases sobre historia y filosofía entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
A freelance writer and former part-time Professor of Philosophy at Marist College, New York, Joshua J. Mark has lived in Greece and Germany and traveled through Egypt. He has taught history, writing, literature, and philosophy at the college level.