Siracusa

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Martin Guzman
publicado el 28 abril 2011
X

Texto original en inglés: Syracuse

The Western Mediterranean 264 BCE (by Jon Platek, CC BY-SA)
The Western Mediterranean 264 BCE
by Jon Platek (CC BY-SA)

La ciudad de Siracusa está localizada en la costa este de Sicilia y fue originalmente una colonia griega fundada por Corinto en el año 734 AEC. La ciudad disfrutó un periodo de expansión y prosperidad bajo el tirano Gelón en el siglo V AEC, sobrevivió un asedio de dos años por fuerzas atenienses desde el 415 al 413 AEC, y nuevamente prosperó bajo el tirano Dionisio en el siglo IV AEC. cuando la ciudad controlaba la mayor parte de Sicilia y grandes porciones del sur de Italia.

De Colonia a Democracia

La colonia fue, de hecho, primeramente establecida en la pequeña isla de Ortigia, escogida por sus puertos naturales y manantiales, pero la comunidad se propagó rápidamente a la isla principal, ambos asentamientos entrelazados por una calzada artificial. El gobierno dirigido por la aristocracia logró un periodo de prosperidad que fue evidenciado en el periodo arcaico por la ciudad fundando sus propias colonias de Heloro, Acras, Camarina y Casmanae. También, fechados en este periodos, hay restos de templos del siglo VI AEC dedicados a Zeus, Apolo y Atenea.

Eliminar publicidad

Advertisement

La democracia fue establecida en la polis seguida de una rebelión popular dirigida por Hipócrates. Sin embargo, esta fue de corta duración, ya que en el año 491 AEC el tirano Gelón tomó el poder y, construyendo el más grande ejército en Grecia y derrotando a los cartagineses en la batalla de Himera en el 480 AEC, estableció un largo periodo de paz que trajo una era dorada para Siracusa. La ciudad también ganó algo de reputación como un centro cultural y grandes literarios, como Esquilo, Simónides y Píndaro, pasaron tiempo en Siracusa. Hierón continuó las políticas expansionistas de Gelón tomando territorio al norte que incluyó Tyche y Neápolis. Adicionalmente, la oportunidad fue tomada para reconstruir el templo de Atenea.

La ciudad también ganó algo de reputación como un centro cultural y grandes literarios, como Esquilo, Simónides y Píndaro, pasaron tiempo en Siracusa.

Seguida de  la muerte de Hierón, la democracia fue restaurada al costo de la perdida de las ganancias territoriales la ciudad había hecho. Similar en naturaleza a Atenas, la polis fue gobernada por un consejo y una asamblea popular con un ejecutivo consistiendo de generales electos o stratēgoi. Las guerras contra Atenas desde el 427 al 424 AEC y de nuevo entre 415 y 413 AEC probaron la resistencia de la democracia, pero al final Siracusa saldría victoriosa, y con reformas adicionales por Diocles, la naturaleza democrática de la estructura política de Siracusa fue fortalecida.

La Expedición Siciliana

El intento de invasión de Sicilia desde el 415 AEC fue originalmente planeado por el general ateniense Alcibíades y se convertiría en uno de los mayores conflictos en el mundo griego. La invasión se conoció como la Expedición Siciliana, y la premisa inicial del ataque de Atenas era la respuesta al llamado de ayuda por parte de la polis aliada de Segesta. Los atenienses y sus aliados formaron una flotilla masiva consistiendo de algunos 134 trirremes que cargaban 5,100 hoplitas y 480 arqueros. La caballería estuvo notablemente ausente, pero era probable que la intención de los atenienses era el reclutar localmente a la llegada en Sicilia. Al respecto, sin embargo, estarían muy decepcionados con el nivel de la asistencia local ofrecida, a pesar de muchas polis siendo aliados atenienses. La respuesta siracusana a la crisis parece haber sido confusa; sin embargo, fuerzas fueron enviadas por aliados como Esparta y Corintio y la ciudad se preparó para una resistencia prolongada.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los atenienses atacaron y establecieron una cabeza de playa en el puerto de Siracusa, pero su falta de caballería significó que no pudieron continuar con esta victoria inicial. Dados espacio para respirar, los siracusanos fortalecieron sus fortificaciones. Los atenienses, mientras tanto, intentaron bloquear la ciudad del resto de la isla construyendo un muro inmenso. Las cosas se veían desoladas para Siracusa pero, justo en el momento necesitado, una fuerza de alivio de Corintio dirigida por el hábil comandante Gilipo cambió la iniciativa de vuelta a los defensores, y desde el 414 al 413 AEC empezaron a construir contramuros para bloquear el muro ateniense. En el año 413 AEC los atenienses ganaron una batalla naval en el puerto pero a costa de perder sus tres fuertes en tierra ante las fuerzas de Gilipo. Más tarde en ese año, los siracusanos ganaron una batalla naval al emplear tácticas de embestida contra los más ligeros barcos atenienses que fueron incapaces de maniobrar en el espacio confinado del puerto. Sin embargo, en otro giro, Demóstenes finalmente llegó desde Atenas con una fuerza de alivio para los atacantes y rápidamente lanzó un ataque nocturno. No obstante, el conocimiento local del terreno probó ser invaluable y los siracusanos ganaron una victoria decisiva. Una tercera y última batalla naval fue ganada por Siracusa que terminó cualquier ambición de los atenienses en continuar el conflicto. En una retirada brutal de la isla, miles de soldados atenienses fueron asesinados o esclavizados, y los dos generales Nicias y Demóstenes fueron ejecutados. Siracusa, de alguna manera, había sobrevivido a su mayor amenaza a su independencia e iría a disfrutar un gran periodo de prosperidad mientras que Atenas, aun sea peleando por otros diez años, terminaría perdiendo la Guerra del Peloponeso contra Esparta.

Syracuse Silver Decadrachm
Syracuse Silver Decadrachm
by Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Los Tiranos

Un largo periodo de tiranía fue establecido en Siracusa con la llegada de Dionisio I (c. 430 - 367 AEC). Cuatro guerras contra Cartago sacudieron los primeros años de su tiranía, pero desde el principio del siglo IV AEC la ciudad disfrutó otro periodo de prosperidad. Fortificaciones fueron construidas que se extendieron 27 km. alrededor de la ciudad, y Siracusa podía reclamar el control de la mayor parte de Sicilia e incluso partes del sur de Italia. Dionisio no solo fue famoso como un gran político y comandante militar, sino también como patrón de las artes. También fue acreditado con innovadoras tácticas militares no empleadas por fuerzas armadas griegas anteriormente - el uso de la artillería, catapultas, asedios, y el quinquerreme por ejemplo. Nunca logró su ambición de expulsar a los cartagineses de Sicilia pero logró una fama duradera como uno de los mejores líderes para adornar el escenario de la historia.

Dionisio fue sucedido en el año 367 AEC por su hijo Dionisio II quien gobernó por una década y encontró tiempo para estudiar bajo Platón antes de ser derrocado por Dion en el año 356 AEC. Después de un periodo de inestabilidad y declinación en las fortunas de la ciudad, Timoleón de Corintio estableció una oligarquía en el año 344 AEC que duró hasta el año 317 AEC cuando Agatocles tomó el poder, declarándose a si mismo rey en el año 305 AEC y reinando hasta su muerte en el 288 AEC. Hicetas se convirtió en tirano por una década empezando en el año 288 AEC, durante el cual perdió otra guerra contra Cartago. Su sucesor, Pirro, fue más exitoso pero batalló en retomar los días embriagadores de Dionisio.

Eliminar publicidad

Advertisement

Archimedes Illustration
Archimedes Illustration
by Dr. Manuel (CC BY-SA)

Siracusa Helenística y Romana

Un periodo de renacimiento, no solo comercialmente sino también culturalmente hablando, fue logrado bajo Hierón II, y nuevos proyectos de construcción significativos incluyeron un teatro masivo (238 - 215 AEC), un inmensa estoa, y un altar de 200 metros de largo a Zeus Eleuterio. Sin embargo, la posición de Siracusa como un estado completamente independiente estaba llegando a su fin y cuando Jerónimo se alió con Cartago contra Roma, el destino de la ciudad fue sellado. Después de un largo asedio desde el 213 al 211 AEC, Siracusa fue saqueada por el comandante romano Marco Claudio Marcelo. Esto fue a pesar de que los siracusanos se beneficiaron de los inventos de uno de sus hijos más famosos, Arquímedes, quien creó armas como "la mano de hierro" que podía agarrar soldados enemigos desde sus posiciones y luego soltarlos desde gran altura.

Aún importante en tiempos romanos, la ciudad de se convirtió en capital provincial, aunque también una civitas decumana y obligada a pagar impuestos a Roma. En el año 21 AEC. Augusto creó una colonia y la ciudad fue también embellecida con una nueva plaza y un arco triunfal y se benefició con un nuevo acueducto y anfiteatro. La ciudad continuó como un importante establecimiento bien entrado el siglo III EC y unas impresionantes catacumbas demuestran su rol como un importante centro cristiano hasta el siglo VII EC. En el año 878 EC la ciudad fue capturada por los árabes, trayendo al final la larga historia de la ciudad como un bastión de la cultura griega y romana.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Martin Guzman
Ingeniero en Tecnologías de la Información. Interesado, en temas históricos, pero con preferencia a la historia militar. Busca compartir el interés de estos temas y hacerlo llegar a una mayor cantidad de personas

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark is a history writer based in Italy. His special interests include pottery, architecture, world mythology and discovering the ideas that all civilizations share in common. He holds an MA in Political Philosophy and is the Publishing Director at AHE.