Las Amazonas

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Diego Villa C.
publicado el 14 noviembre 2019
X

Texto original en inglés: Amazon Women

Warrior & Amazon (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Warrior & Amazon
by Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

En la mitología griega, las amazonas fueron una raza de mujeres guerreras que se destacaban por sus habilidades para cabalgar, así como por su coraje y orgullo, vivían en los límites exteriores del mundo conocido, a veces específicamente se menciona la ciudad de Temiscira en el mar Negro. Su reina era Hipólita y aunque Homero nos dice que eran "iguales a los hombres", las más famosas de ellas pelearon y perdieron en batalla contra tres héroes griegos: Hércules, Teseo y Belerofonte. Las escenas de estas batallas fueron populares en el arte griego, especialmente en la cerámica y en la estatuaria monumental que adornaba algunos de las edificaciones más importantes del mundo griego, incluyendo el Partenón de Atenas. Curiosamente, la investigación arqueológica de tumbas en Eurasia ha demostrado de manera concluyente que muchas mujeres de las tribus nómadas de las estepas eran realmente guerreras, particularmente en la zona del Mar Negro.

Orígenes y nombre 

En la mitología, las amazonas eran hijas de Ares, dios de la guerra y eran miembros de una sociedad exclusivamente femenina, en donde los hombres eran bienvenidos solo con fines de reproducción y todos los bebés varones eran asesinados. Se pensaba que habitaban en el límite de lo que los griegos consideraban su mundo "civilizado” y eran frecuentemente asociadas con el área alrededor de la costa sur del mar Negro, particularmente con la ciudad-estado de Temiscira. Otra de sus conexiones era con la península de Anatolia, específicamente Éfeso, en donde se cree que las amazonas hicieron un sacrificio a la diosa de la caza Artemisa en su templo y que además realizaron danzas de guerra, estableciendo una ceremonia que se repitió anualmente a partir de entonces. Ciertamente, la fundación de muchos asentamientos en Asia menor se atribuyó a las amazonas, notablemente los de Éfeso, Cime, Sinope, Priene, Mirina, Esmirna, y Mitilene en Lesbos. 

Eliminar publicidad

Advertisement

UNA EXCAVACIÓN ARQUEOLÓGICA DE TUMBAS SÁRMATAS QUE DATAN DE LA ÉPOCA DE HERÓDOTO HA REVELADO LA PROBABILIDAD DE QUE ALGUNAS DE SUS MUJERES FUERON GUERRERAS.

Heródoto (c. 484-425/413 AEC), en su obra Historias (Lib. 4, 110-117), da una descripción extensa de un encuentro entre las amazonas y los escitas. Unos jóvenes guerreros del segundo grupo persuadieron a algunas amazonas de formar una nueva sociedad juntos, aunque las mujeres insistieron en que ni ellas ni su descendencia cambiarían sus estilos de vida en absoluto. Esta nueva raza fue considerada como el origen de los sármatas en el sur de Rusia, una historia apropiada para un pueblo famoso por sus caballos y su agresión bélica.

Esencialmente, se pensaba que la sociedad de las amazonas era una sociedad masculina a la inversa, ya que ellas se dedicaban a actividades tradicionalmente dominadas por los hombres como la equitación, la caza y la guerra. En el ámbito de la leyenda (sin ninguna evidencia histórica que lo apoye), se dice que las amazonas quemaban su seno derecho para poder usar mejor el arco y arrojar la lanza, en efecto, el termino a-mazon se entendía como "sin pecho" o "no amamantado". Otro origen alternativo del nombre es aquel que proviene de la palabra persa que designa simplemente "guerrero". Una interpretación final del asunto es la que afirma que el nombre deriva del armenio, que significa "diosa de la luna", y se refiere a las sacerdotisas de la luna en la costa sur del mar Negro, que en ocasiones portaban armas. Curiosamente, las amazonas no son representadas en el arte griego sin un pecho. La historiadora Adrienne Mayor sugiere que la confusion literaria, por lo tanto, viene de similitudes entre las palabras mazon y la palabra griega mastos. En el arte, las amazonas son a menudo retratadas usando una armadura hoplita y frecuentemente cabalgan un caballo. Las armas más comunes son el arco y la lanza, pero también se muestran amazonas que llevan hachas. No solo se las consideraba guerreras capaces, sino tambien expertas en emboscadas y cargas de caballería.

Penthesilea & Achilles
Penthesilea & Achilles
by Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Luchando contra los héroes griegos

Hércules e Hipólita

Eliminar publicidad

Advertisement

El primer encuentro entre los griegos y las amazonas, de acuerdo a la mitología, fue cuando Euristeo, rey de Micenas, Argos y Tirinto, envió a Hércules a uno de sus célebres trabajos (el noveno), en esa ocasión para ir a buscar el cinturón de la reina amazona Hipólita. El cinturón le había sido dado por su padre Ares, y la tarea fue colocada por Euristeo precisamente porque se trataba de una empresa increíblemente peligrosa. En algunas versiones de la historia, Hércules va solo, pero en otros relatos, primero reunió un ejercito dirigido por los mejores guerreros griegos, incluido el héroe Teseo. En algunas versiones, tomar el cinturón resultó ser mas fácil de lo esperado cuando Hipólita se lo entregó voluntariamente, pero en otras, Hera, siempre en contra de Hércules por ser el fruto de la aventura ilícita de su marido con Alcmena, incitó a las amazonas a darles al héroe griego y a su ejercito un violento recibimiento. Aunque las amazonas eran buenas luchadoras, no eran rivales para el invencible Hércules que le llevó el cinturón a Euristeo.

Llamativamente, nuestras primeras representaciones del relato en ceramica son anteriores a las fuentes literarias por dos siglos, y a veces muestran a Hércules luchando contra una amazona llamada Andrómaca o Andrómeda, y en ninguna se ha representado un cinturón. Esto es, de nuevo, evidencia de que los mitos orales eran más complejos y variados que las versiones literarias que han sobrevivido. Un elemento más definido de la trama es el que habla de que durante esta expedición, Teseo se enamoró y raptó (o se escapó con) a la amazona Antíope, una acción que llevaría a un segundo encuentro entre los griegos y las amazonas.   

Wounded Amazon
Wounded Amazon
by Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Las escenas de Hércules luchando contra las amazonas se representaron en una escultura en el friso del tesoro de los atenienses en Delfos (490 AEC), en el templo de Apolo en el Bassae, en el Hefestión de Atenas (449 AEC) y en las metopas del templo de Zeus en Olimpia (470-456 AEC). El trono de la estatua de Zeus en Olimpia, una de las siete maravillas del mundo antiguo, también estaba decorado con escenas de este famoso mito.

Eliminar publicidad

Advertisement

Teseo y Antíope  

LA REPRESENTACIÓN MAS ANTIGUA DE UN GUERRERO LUCHANDO CONTRA UNA AMAZONA ESTÁ EN UN ESCUDO VOTIVO DE TERRACOTA DEL 700 AEC.

Teseo después se convirtió en el regente de Atenas, pero las amazonas no habían olvidado la perdida de una de sus miembros y se lanzaron en una expedición para rescatar a Antíope. Teseo venció a las invasoras bárbaras pero durante la batalla Antíope fue asesinada. Teseo secuestrando a Antíope es el tema del frontón del templo de Apolo en Eretria (c. 510 AEC) y  de las metopas del tesoro de los atenienses en Delfos. Atenas también fue el lugar de sacrificios anuales a las amazonas. 

Belerofonte y las amazonas

Belerofonte estuvo involucrado en un tercer encuentro entre los griegos y las amazonas. Él fue otro de los héroes que tuvo que realizar tareas imposibles al servicio de un rey. En esta ocasion Preto, rey de Argos, indignado por las falsas acusaciones de su esposa quien afirmaba que Belerofonte la había atacado, envió al héroe a servir a Yóbates, rey de Licia. Este a su vez le puso al heroe la tarea de matar a la Quimera - una criatura fantástica mezcla de león, cabra y serpiente que escupía fuego - y cuando Belerofonte pudo lograr la hazaña, se le dijo que tambien debia ir y luchar con las amazonas. Naturalmente, el heroe griego venció e incluso fue nombrado heredero del reino de Yóbates por su regreso victorioso.

Eliminar publicidad

Advertisement

Greeks Battling Amazons
Greeks Battling Amazons
by Jan van der Crabben (CC BY-NC-SA)

Aquiles y Pentesilea

Un cuarto y final encuentro con las amazonas ocurrió hacia el final de la guerra de Troya. En el ciclo épico, se nos dice que la amazona Pentesilea, hija de Ares y la amazona Otrera, ayudó a los troyanos pero fue asesinada en batalla por Aquiles. En algunos relatos, Aquiles se enamoró de su víctima cuando le quitó el casco justo cuando ella moria. La escena está capturada en un célebre jarrón de figuras negras hecho por Exequias (c. 540 AEC).

Las amazonomaquias 

Las amazonomaquias (batallas contra amazonas) mas genéricas estaban presentes en el escudo de la estatua de Atenea Partenos (que era objeto de culto) dentro del Partenón (438 AEC), en el frontón oeste del Templo de Asclepios en Epidauro (395-375 AEC), en el templo de Atenea Niké en la acrópolis de Atenas (c. 425-420 AEC), en el tholos de Delfos (380-370 AEC), y en el templo de Ares en el ágora de Atenas. La representación más antigua de un guerrero luchando contra una amazona es un escudo votivo de terracota del 700 AEC. Hércules luchando contra las amazonas es el segundo trabajo más popular del héroe y aparece representado en la cerámica griega de figuras negras (después del león de Nemea) con casi 400 ejemplares que sobreviven. Escenas de amazonas que luchan contra guerreros sin nombre fueron comunes a lo largo de los siglos VI y V AEC, tanto en cerámica griega de figuras negras como rojas.

Particularmente, durante el siglo V AEC en Atenas, estas batallas mitológicas con las amazonas llegaron a representar eventos contemporáneos, es decir, las batallas entre los griegos y los persas invasores durante las guerras persas. Los ejercitos de Jerjes en Salamina, y el ataque persa a Atenas en el 480 AEC fueron representados por las amazonas como el máximo ejemplo de extranjeros barbaros; en efecto las representaciones de las amazonas en la ceramica de este periodo son mostradas vistiendo atuendos persas. Los edificios públicos y la escultura que los acompañaba eran, sin duda, un método importante de comunicación a las masas, y las representaciones de héroes luchando contra las amazonas le recordaban a la gente común que los líderes políticos habían defendido con éxito la cultura griega contra la amenaza de invasores extranjeros y, a los ojos de los griegos, menos civilizados.

Amazonomachy Detail
Amazonomachy Detail
by Daderot (Public Domain)

Las amazonas en la arqueología

Excavaciones arqueológicas de tumbas sármatas y de otras tribus nomadas de otros lugares, especialmente Kazajistán y que datan del tiempo de Herodoto, han revelado la probabilidad de que algunas de las mujeres encontradas fueron guerreras. Los restos de los esqueletos femeninos no solo se encontraron con armas, armaduras y adornos de caballos, sino también con signos de heridas por cuchillas y puntas de flecha. Una tumba escita en particular, que data del siglo IV AEC y que está localizada cerca de la antigua Tiras en el río Dniéster, en la costa norte del mar Negro, contenía un esqueleto femenino con una herida en el cráneo probablemente causada por un hacha de batalla, también tenía una punta de flecha de bronce firmemente clavada en una rodilla. La fallecida había sido rodeada por dos lanzas de hierro, 20 flechas con puntas de bronce y un cuchillo de bronce, así como de piezas de una armadura corporal.

Lejos de ser únicas, el análisis esquelético y el estudio de los objetos que los acompañan, revelan que de más de 1,000 de las tumbas de nómadas esteparios, repartidas en territorios desde Turquía hasta Rusia, impresionantemente el 37% ellas eran de mujeres guerreras; muchas de las cuales habían sobrevivido o sucumbido por heridas típicas de un combate violento uno a uno. La mayoría de las tumbas datan de los siglos V-IV AEC y las mujeres son, como las amazonas de la mitología griega, siempre jóvenes, entre los 16 y los 30 años. Ciertamente, parece que una vez más, los creadores de los mitos, historiadores y artistas griegos se inspiraron no solo en su imaginación cuando crearon y describieron las leyendas de las amazonas, sino también en la realidad histórica de las mujeres combatientes euroasiáticas.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Diego Villa C.
Profesional en lenguas con estudios literarios. Profesor de castellano, escritor, traductor y aficionado a la historia. Areas de interes: Artefactos antiguos, la historia de las religiones, la astrologia, la arquitectura, la historia militar y del arte.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark is a history writer based in Italy. His special interests include pottery, architecture, world mythology and discovering the ideas that all civilizations share in common. He holds an MA in Political Philosophy and is the Publishing Director at AHE.